viernes, 27 de julio de 2012

Para ser feliz hay que olvidar el pasado


Supongo que todos alguna vez en nuestra vida hemos arriesgado y hemos dado todo por una persona a la que queríamos, muchas veces sin esperar nada a cambio y otras esperando que se nos valore todo lo que hemos hecho por ella.

Desgraciadamente no siempre es así, no siempre recibes de lo que has dado, muchas veces es mejor pararse a pensar si realmente merece la pena lo que vas a hacer por esa persona, porque por mucho que la quieras, es importante pensar si lo darían todo también por ti.

En ese momento es importante decidir, decidir que es lo que te hace o te hará más feliz, seguir adelante o cerrar una puerta para que otra se abra.

Yo decidí cerrar las puertas hace mucho tiempo, creo que es el momento de abrirlas, que corra aire fresco, que saga lo viejo y entre lo nuevo, sobretodo porque algún día creo que arriesgando ganaré.

viernes, 13 de julio de 2012

Yo tampoco se vivir, estoy improvisando


Siempre hay un momento en que el camino se bifurca.
Cada uno toma una dirección pensando que al final los caminos se volverán a unir.
Desde tu camino ves a la otra persona cada vez más pequeña, no pasa nada, estamos hechos el uno para el otro. Al final estará ella, pero la final solo ocurre una cosa, llega el puto invierno.

Y de repente te das cuenta de que todo ha terminado de verdad.

Ya no hay vuelta atrás, lo sientes. Y justo entonces intentas recordar en qué momento comenzó todo y descubres que todo empezó antes de lo que pensabas. Mucho antes, y es ahí, justo en ese momento, cuando te das cuenta de que las cosas solo ocurren una vez.


Y que por mucho que te esfuerces ya nunca volverás a sentir lo mismo.